No hay límites de velocidad ¡pero hay algunas cosas que necesita saber!


La autopista alemana es la meca de los entusiastas de la conducción, el lugar en donde la confianza del gobierno en el buen juicio de sus ciudadanos y visitantes reemplaza los límites de velocidad. El hecho de que si esta confianza sea o no justificada es un tema que se ha discutido mucho y sobre el cual todos tienen su opinión al respecto. Sin embargo, lo que a nosotros nos interesa para propósitos de este artículo es sobre cómo es en realidad conducir en una de estas famosas carreteras.
 
Estas son algunas de las cosas que quizás le resulten interesantes acerca de conducir en las autopistas de Alemania ¡en donde usted decide la velocidad!
 

1. Existen algunas reglas y límites

A pesar de que nos gusta creer que la autopista alemana es total libertad, no carece de restricciones. Para algunos tipos de vehículos no hay límites de velocidad por parte del gobierno federal, pero sí existen limitantes en áreas con altas tasas de accidentes, en aquellas que están bajo construcción o no cumplen con los estándares, o en las áreas urbanas. El mal tiempo significa también que se aplican los límites de velocidad:  esto quiere decir que tendrá que estar atento a los límites temporales o permanentes en varias secciones.


Berlín, Alemania
 
En particular, los autobuses que transportan a pasajeros y las motocicletas que arrastran remolques tienen un límite de 60 kph, los vehículos que exceden de 3.5 toneladas de peso, autobuses sin pasajeros y otros vehículos con remolque están limitados a los 80 kph, y ciertos autobuses y vehículos con remolque pueden alcanzar los 100 kph si cuentan con esa certificación. También se marcan límites en las salidas de la carretera y en las intersecciones. El conducir demasiado cerca de otro vehículo puede hacerle acreedor a una multa, y en los embotellamientos los conductores deben mantener un carril despejado para los servicios de emergencia. Además, es ilegal detenerse, excepto cuando es inevitable.
 
Existen también reglas acerca de rebasar, cuyo objetivo es hacer que la velocidad sea más segura al garantizar el buen flujo del tráfico:  los vehículos deben usar los carriles derechos cuando están libres y solo deben rebasar por la izquierda.
 

2. Están diseñados específicamente para conducir a alta velocidad

Alemania no solo eliminó los señalamientos de límite de velocidad y dio por terminado el asunto. De hecho, hay algunas personas que consideran a las autopistas alemanas una maravilla de la ingeniería. Tienen al menos 2 carriles en cada sentido (a menudo más), cada uno de 3.75 metros de ancho, una orilla ancha y bien señalizada, barandillas protectoras de doble lado, largos carriles de aceleración de desaceleración, separación completa de desniveles, pendientes de 4% o menos, curvas apropiadas, concreto resistente al congelamiento y un montón de otras características de diseño que las hacen muy seguras para viajar.
 
Jodie y Alex, alemanes del equipo de Airport Rentals, reportan que el conducir en la autobahn es una experiencia placentera y sin complicaciones, en especial para aquellos conductores con coches de gran potencia.
 
Jodie, de Stuttgart, dice: "Es especialmente buena en donde yo vivo, ya que Stuttgart es hogar de dos de las compañías de autos de lujo más famosas, Mercedes Benz y Porsche. Los dueños de estos coches pueden salir a probar sus vehículos en la autopista ¡y utilizar en verdad todo su potencial".
 

3. Hay otras cosas además de solo velocidad

Las autopistas alemanas son carreteras de primera, lo último en cuando a tecnología del transporte. El viaje por carretera en Alemania es más fácil con las frecuentes áreas de servicio bien equipadas. Tank & Rast, el cual no es el único proveedor pero sí el más grande, opera 390 áreas de servicio en todo el país, incluyendo 50 con hoteles y 350 con gasolineras.
 
Otras características comunes que están disponibles incluyen modernos servicios sanitarios, restaurantes, tiendas e incluso algunas capillas de carretera. Alex comentó que estas se encuentran abiertas las 24 horas de todos los días de la semana durante todo el año, por lo que hacer un largo viaje por carretera es rápido y conveniente.
 

4. Los conductores normalmente están bien entrenados y son sensibles

Los vándalos en la carretera son extremadamente peligrosos y cuando se les imponen límites de velocidad a los conductores las tentaciones de superarlos son fuertes. Por desgracia, cuando todos los demás se apegan a los límites, los resultados de conducir demasiado rápido pueden ser desastrosos, especialmente cuando sucede en una autopista que no fue diseñada para ello.
 
La capacidad de conducir a velocidades más altas no solo reduce la tentación de hacer cosas tontas, sino que además Alemania ha tomado un enfoque de prevención cuando se trata de otorgar licencias de conducir. Alex dice: "me llevó varios años obtener mi licencia y tuve que tomar clases para ello... ¡no es fácil estar calificada para conducir!"
 
Junto a las estrictas reglas acerca de rebasar, este alto estándar de habilidades de conducción ayuda a mantener seguras a las autopistas alemanas incluso a altas velocidades. ¡Es una experiencia grandiosa viajar entre conductores que saben lo que hacen!
 
¿Existen además tendencias culturales que hacen que sea posible el conducir a altas velocidades en Alemania cuando esto no funciona en otros lugares? Es algo que podría generar debates interminables, pero parece ser probable. Si planea conducir en la autobahn, recuerde que es su responsabilidad garantizar su propia seguridad y la seguridad de los demás, así como obedecer las leyes al pie de la letra.
 

5. Hay que mantener el ritmo

No hay límites oficiales mínimos para la autopista alemana, pero eso no quiere decir que esté bien que vaya a 50 kph. Cualquier velocidad menor a los 80 kph podría considerarse peligrosa, ya que las discrepancias en la velocidad serían demasiado grandes, por lo que es una regla tácita el que no debería estar en la autobahn (ni siquiera en el carril más a la derecha) si no va a mantener el paso.
 
Jodie comenta que en su experiencia en los alrededores de Stuttgart, 200 kph podrían considerarse una velocidad promedio en las carreteras abiertas.  Alex comentó que el límite "tácito" mínimo es de unos 130 kph en esas secciones y que cualquier conductor que se aventure a entrar en la autopista debería estar preparado para ir a esa velocidad.
 

6. Es divertido

Esto es solo un extra ya que para la mayoría de ustedes ¡no será ninguna sorpresa! El conducir en la autobahn puede ser una experiencia divertida, y si tiene precaución entonces su auto de alquiler en Alemania le dará unas vacaciones inolvidables. No se trata solo de las carreteras, sino de los castillos históricos, los pueblos encantadores y las sorprendentes ciudades... ¡Deutschland tiene mucho por ofrecer!


 
 
Encuentre su auto de alquiler en Alemania en una de las más de 30 ubicaciones ¡y estará listo para gozar de su propia aventura en la autobahn!

Escribe un comentario No publicaremos su dirección de correo electrónico