Viaje como una estrella: Alquiler de autos convertibles en Australia


Cuando la mayoría de las personas piensan en un auto de alquiler, se imaginan un cinco puertas o quizás algo práctico que los lleve del punto A al punto B... pero un convertible es algo diferente. Usted no necesariamente renta uno para ahorrar dinero en combustible o para acomodar a la familia completa. Dicho de otra forma, están construidos para maximizar el gozo al conducir. Si disfruta de estar en carretera, un descapotable lo llevará un nivel más arriba. Estas son nuestras maneras favoritas para obtener lo máximo de un auto de alquiler convertible en las principales ciudades de Australia.
 

Conduzca en Sydney: Escape de la ciudad

Recoja un convertible de alquiler desde Sydney ¡y obtenga un poco de acción urbana! Encajará perfectamente en las calles del elegante Darling Harbour, conduciendo alrededor de la Opera House y a través del Harbour Bridge para disfrutar la brisa marina de Manly y Central Coast. Reserve un hotel agradable en el centro de la ciudad, recoja su auto de alquiler convertible en el Aeropuerto de Sydney y pase una semana dándose la gran vida en una de las ciudades más populares. Los lugares para comer y hacer compras son interminables, y con su elegante vehículo propio puede explorar los suburbios y bahías para tener contento a su corazón. No se olvide de visitar Bondi, la famosa playa de surfistas en donde el océano bravo se encuentra con el litoral de Sydney.
 

Conduzca en Brisbane: Súbale al calor

Brisbane, ubicada en el soleado estado de Queensland, es caliente, ¡en especial durante los meses de verano! Conducir en un convertible lo hace un poco más agradable, en ambos sentidos de la palabra. Conduzca desde el Aeropuerto de Brisbane y explore con el techo abajo. La Costa Dorada (Gold Coast) está a menos de una hora de distancia, el lugar perfecto para observar a las personas, ver detenidamente los restaurantes y tiendas de la playa o tener mucha diversión en uno de los muchos parques de diversiones. Al norte de la ciudad, la Costa Dorada se extiende hasta el Parque Nacional Great Sandy. Para un viaje largo en carretera, tome el volante con estilo y diríjase a Mackay, las bellas Whitsunday Islands, Townsville o Cairns: desde estos pueblos y ciudades es fácil tomar un paseo en bote hasta el Gran Arrecife de Coral.
 

Conduzca en Melbourne: La Gran Carretera Oceánica

¡Un auto de alquiler convertible en Melbourne es el inicio de algo verdaderamente especial! La ciudad es un lugar interesante y diverso en el que vale la pena pasar al menos unos días para visitarlo. Sin embargo, la verdadera diversión al conducir sucede fuera de la ciudad, en la Gran Carretera Oceánica. Esta ruta entre Torquay y Warrnambool es el tipo de carretera en donde el trayecto no sólo se trata de ir de A a B, sino de disfrutar la jornada y la libertad: ¿qué mejor momento para rentar un vehículo divertido? Rodee su camino por las montañas, parques naturales, playas, pueblos pequeños y mucho más. El tiempo total de conducción es de alrededor de cinco horas, pero sugerimos tomarse un día o dos para que pueda detenerse y disfrutar de la vista en cualquier momento y lugar que desee. Aquí puede admirarse la formación natural rocosa de Los Doce Apóstoles.
 

Consejos para conducir un convertible
 

Un auto de alquiler convertible en Australia es una manera grandiosa de tomar vacaciones, ¡especialmente para las parejas que viajan ligero! Tenga en cuenta lo siguiente para un paseo seguro, confortable y con estilo:
  •     ¡Use lentes de sol! Además de prevenir el sol en los ojos, pueden proteger sus pupilas del polvo y los insectos que pudieran pasar del parabrisas.
  •     ¡Cubra su cabello con una bufanda o un sombrero si le preocupa especialmente su peinado!
  •     No se deje llevar por la velocidad de su convertible: siga las reglas de tránsito y manténgase dentro del límite de velocidad en todo momento.
  •     ¡Utilice bloqueador solar! Los rayos de sol en Australia son duros, y no tener un techo significa que no tendrá sombra.
  •     Por supuesto, cierre el capó en caso de amenaza de lluvia. Una lluvia ligera puede convertirse en un aguacero en pocos minutos.
  •     No deje suelto nada más ligero que una hoja de papel cuando el auto esté en movimiento, y asegure sus pertenencias en la cajuela al estacionarlo y dejarlo fuera de la vista. Si lo deja ahí por más tiempo, cierre el capó para proteger el interior del clima.
  •     Practique subiendo y bajando el capó antes de salir del almacén, para que no lo tome por sorpresa.

Escribe un comentario No publicaremos su dirección de correo electrónico